La Vid y Barrios

Usted está aquí

Monasterio de Santa María de la Vid

Monasterio de Santa María de la Vid
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: La Vid

Telefono:0034 947 530 510Monasterio de La Vid
Localidad:La Vid
Estilo:Renacentista
Estado conservacion:Bueno

Horario de visitas/Disponibilidad
De martes a Domingo:
  10:30* - 11:30-12:30 // 16:30-17:30-18:30

De junio a septiembre:
  10:30* - 1130-12:30 // 17:00-18:00-19:00

Los domingos y festivos se suprime el primer horario de la mañana a las 10:30 h

Es un inmenso Monasterio situado a 18 km de Aranda de Duero (Burgos), en la pequeña población de La Vid, a orillas de este río.

De su primera fundación en el siglo XII por los Canónigos R-egulares Premostratenses únicamente se conserva el: ingreso a la sala capitular, adornado con columnas y capiteles románicos y un vano o biblioteca conventual -fue ampliado en su forma actual en el Siglo XVI- Destaca en el conjunto la imagen de Nuestra Señora de la Vid del Siglo XIII, que preside el retablo mayor de estilo renacentista. Actualmente lo habitan monjes agustinos.

El claustro bajo (siglo XVII) está cubierto con bóvedas estrelladas y arcos de medio punto. El claustro alto, (siglo XVIII), con capiteles jónicos.

La escalera real, (siglo XVII), con arcos carpaneles.

El refectorio y la biblioteca son del siglo XVIII. Ambas salas son rectangulares cubiertas de bóveda de arista y cañón, respectivamente.

El manuscrito medieval, que se conserva en el Monasterio ha sido declarado Bien de Interés Cultural dentro de la categoría de Bien Mueble el 23-10-1997.

Monasterio de La VidEl Monasterio recoge distintos estilos arquitectónicos aunque en sus trazas generales es de estilo gótico tardío. También una portada es plateresca del XVI y otra mudéjar del XIV.

Llama la atención al acercarse al Monasterio su espadaña (33 m. de altura), de estilo churrigueresco.

Varias reformas alteraron la fisonomía de la primitiva abadía, pero el autor del engrandecimiento arquitectónico que hoy presenta el Monasterio es el Cardenal Íñigo López de Mendoza, ayudado por sus hermanos los Condes de Zúñiga y Avellaneda. En el siglo XVI inician nuevas ampliaciones: iglesia, panteón, claustros, escalera real, refectorio, la capilla mayor y el crucero con cabecera de planta octogonal y cúpula sobre trompas (estilo de los condestables). Es obra de Sebastián de Oria y Pedro de Resines.

Localización